Over 10 years we help companies reach their financial and branding goals. Engitech is a values-driven technology agency dedicated.

Gallery

Contacts

411 University St, Seattle, USA

engitech@oceanthemes.net

+1 -800-456-478-23

Español

Evaluación del movimiento antes de comenzar a entrenar

¿Importa realmente cómo te mueves? ¿Importa cómo ejecutas una sentadilla profunda, cómo corres, cómo saltas, cómo realizas los ejercicios si estás trabajando la fuerza? ¿Importa cuánto tiempo de tu entrenamiento le dedicas a asegurarte que el movimiento que realizas está correctamente ejecutado?

La respuesta a todas estas preguntas es: SÍ. Hemos nacido para movernos, nuestro sistema ha sido creado en primera instancia para la supervivencia, es decir, para encontrar comida, buscar un hogar y protegernos del peligro. Para lograr estos objetivos, necesitamos de cada una de nuestras articulaciones, músculos, sistema nervioso, endocrino, entre otras partes fundamentales de nuestro cuerpo.

Por otra parte, el gran enemigo del movimiento es precisamente la magnífica evolución que hemos tenido, y nuestra capacidad de encontrar la solución a todas las necesidades previamente nombradas, desde la comodidad de una silla.

En la actualidad ya no nos movemos y los altos índices de sedentarismo a nivel mundial lo reflejan claramente. Esto genera problemas en la postura, desbalances musculares, dolores y aumento de riesgo de lesión al minuto de intentar hacer un movimiento con intensidad.

Paralelo a esto, han aumentado exponencialmente las posibilidades de poder entrenar y hacer ejercicios o practicar un deporte: Hay múltiples Gimnasios y Centros Deportivos, además de plazas en donde se ofrece Yoga, Entrenamiento Funcional, Baile entretenido y otras actividades. Esta variedad de opciones, en cierta medida nos han dado la posibilidad de hacer eso para lo que fuimos creados: movernos.

El problema es que, luego de 12 horas de estar sentados en la misma posición, el cuerpo ya no se mueve como debería hacerlo. Dicho esto, debo aclarar que no existe un ejercicio que nos haga mal, sino que es el ejercicio mal realizado, lo que puede generarnos un potencial daño.

Por esto, antes de comenzar con cualquier tipo de entrenamiento se recomienda realizar una evaluación del movimiento: Tocar la punta de los dedos del pie, realizar una sentadilla, hacer push-ups, un “superman”, y otros ejercicios, nos permiten determinar si la persona tiene desbalances que, finalmente, le podrían generar una lesión.

Los patrones de movimiento, son la base de la pirámide para luego poder entrenar la fuerza, potencia, coordinación, agilidad y resistencia que buscamos. No hay deportista que, habiendo trabajado en la corrección de sus patrones de movimiento alterados, no haya mejorado.

Te invitamos a que realices una evaluación del movimiento en tu centro deportivo, gimnasio o en tu casa. Sé consciente de cómo ejecutas ciertos patrones y así podrás progresar de tal manera, que llegarás a tu mejor rendimiento, disminuyendo la posibilidad de atravesar por las clásicas y malvenidas lesiones.

Author

Igal Rovner

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *